Saltar al contenido

LAS DIECISÉIS PELÍCULAS QUE UN ESTUDIANTE DE CRIMINOLOGIA LE GUSTARIA VER

PELÍCULAS DE CRIMINOLOGIA 



La criminología y la psicología son temas recurrentes en la práctica cinematográfica, como elementos imposibles de disociar de la propia naturaleza del ser humano. Y es por ello que hoy, rompiendo un poco con la temática habitual de lanzarte datos puramente teóricos, quiero dar el paso de recomendarte ciertos títulos de películas que quizá te interese visualizar en tus ratos libres. Desde luego, como títulos cinematográficos no tienen parangón, pero lo realmente importante es que todos ellos guardan una estrecha relación con los temas que habitualmente tratamos aquí.

 
 
1. El silencio de los corderos.
 
 
Quizá la película más clásica de toda esta lista. A los profesores y divulgadores de criminología y psicología forense se les llena la boca recomendando esta película, ¿Por qué iba yo a ser menos? La situación en la cual un asesino ayuda a atrapar a otro asesino está basada (sospecho, no lo he confirmado) en un caso real: el de Ted Bundy, quizá uno de los asesinos en serie más famosos. El mismo, con el fin de retrasar su ajusticiamiento, colaboraba con la justicia a través de cualquier medio, incluso ofreciendo su conocimiento para atrapar a otros criminales como él. 
En general, una película muy recomendable, con un brillante Anthony Hopkins en el papel del doctor Lecter, quizá uno de los asesinos más profundos de la historia cinematográfica. Si queréis profundizar, os recomiendo la serie que salió hace pocos años, todavía en activo, llamada Hannibal (todavía más profunda si cabe).
 
2. Un método peligroso.
 
 
Película que trata sobre la relación existente entre Sigmund Freud y Carl Jung. Si has logrado pasar los primeros meses en la carrera de psicología encontrarás esta película curiosa, dado que representa a dos grandes pioneros de la psicología en general y del psicoanálisis en particular. Si bien se centra en su mayoría en el propio Jung y en sus… terapias, creo sinceramente que cualquier psicólogo debería ver esta película.
 
3. Copycat
 
 
Esta es una película que conocí de pura casualidad, pero que resultó ser más interesante de lo que me esperaba. Trata de una analista criminal y de cómo su vida se ve truncada por la aparición de un asesino, que además tiene la particularidad de (aviso: pequeño spoiler) imitar los delitos llevados a cabo por otros asesinos famosos. La particularidad que tiene esta película es que realmente existen los asesinos que imitan a otros asesinos, de ahí el término copycat, utilizado en lengua inglesa para definirlos.
 
4. Zodiac.
 
 
Se trata de una pequeña adaptación de uno de los casos más sonados de la criminología, el del asesino del Zodíaco. Evidentemente introduciendo algo de ficción de por medio, se trata de una película bastante entretenida, que permitirá conocer pequeñas pinceladas de este famoso caso. Por cierto, por si te lo estás preguntando, todavía hoy en día no ha sido hallado el culpable. Ah, y nada que ver con lanchas.
 
5. Te doy mis ojos.
 
 
Sí, es española. No, no apagues todavía. El cine español lleva unos años dándonos muchas alegrías e historias muy interesantes, y esta es una de ellas. Como punto de encuentro entre la criminología y la psicología forense, la película narra la historia de una mujer en pleno ciclo del maltrato, y sobre cómo la personalidad de la misma se ve afectada por todo esto. Yo conocí esta película como parte de un ejercicio de un curso, y la verdad, es bastante gráfica para entender el problema de la violencia de género, conocer cómo se desarrolla la misma, y entender los perfiles tanto de víctima como de agresor. Muy recomendable.
 
6. El experimento.
 
 
Nuevamente un guiño a los psicólogos y a la psicología social, El experimento es una película creada para imitar el famoso experimento de la cárcel de Stanford, en el cual se dividió a un grupo de personas normales en dos grupos: unos representarían a guardias, y otros a prisioneros. Representa muy bien cómo la asunción de un rol puede cambiarnos a muchos, pero sobre todo representa a la perfección una de las nueve falacias del crimen (de las cuales hablé en esta entrada): la falacia del “yo no soy”.
 
7. La ola.
 
 
Esta película es algo menos conocida, pero también muy interesante, en línea además con la anterior. Esta precisamente trata sobre la importancia que puede tener la pertenencia a un grupo social, y el impacto que la identidad y roles de ese grupo puede tener en nosotros. Si te preguntas qué tiene que ver esto con el crimen, te recordaré que precisamente el sentimiento de pertenencia a ciertos grupos unido al aislamiento social al que someten otros puede ser, según la sociología, un factor de riesgo para la generación de una conducta criminal.
 
8. Cadena perpetua.
 
 
Dejando de lado lo interesante que resulta la película en general (y yo no soy demasiado aficionado al cine de prisiones), trata un tema que, pese a no estar demasiado en boga, resulta un controvertido debate en el campo de la criminología, la psicología y el derecho penal: ¿Cumplen las cárceles una función de rehabilitación? ¿Deberíamos siquiera plantear la prisión como rehabilitación, o tan solo como castigo? ¿Y si solo fuera un “time out”, o la exclusión de individuos incorregibles de una sociedad de hombres pacíficos? Como verás, en esta película se muestra cómo los individuos, lejos de rehabilitarse, se adaptan más y más a la vida de la cárcel, llegando a darse situaciones en las cuales los presos no saben enfrentarse al mundo exterior. Muy interesante para reflexionar sobre el tema, pese a lo controvertido del mismo.
 
9. Minority Report.
 
 
Tengo que confesarte algo: todavía tengo pendiente esta película. Y sin embargo, es tan nombrada en ciertos ámbitos de las ciencias criminales (sobre todo los referidos al análisis de inteligencia) que es complejo no conocer ya a la perfección su argumento. ¿Y si pudiéramos detectar qué individuos van a cometer ciertos hechos delictivos antes de que se llegasen a cometer? ¿Estaría justificado el detener a alguien solo por “dar un perfil” de criminal? En esta película se cuestionan temas como el libre albedrío, la predisposición (muy en la línea de las teorías biologicistas de Lombroso, salvando las distancias) y el límite ético del uso de las técnicas de detección de perfiles de riesgo. 
 
Por cierto: quizá la película esté contada en un tono de ciencia ficción, pero créeme… la criminología no está tan lejos de esa ficción actualmente.
 
10. Psicosis
 
 
 

 

Cierro esta lista con quizá una de las películas más conocidas, quizá por su antigüedad, quizá por su director, o quizá por lo rompedora de la misma para la época: Psicosis. Sobre esta, prefiero guardarme toda descripción del argumento. Huelga decir que es una película algo clásica en blanco y negro, pero creo firmemente que te gustará. Sobre todo, por el peso que la psicología tiene sobre el principal antagonista. Sin duda, la perfecta historia del criminal con trastornos psicológicos llevada al cine, y probablemente precursora del miedo que actualmente existe por la “supuesta peligrosidad” de los trastornados mentales.
11.  Tropa de Elite
 

 

 

Considerada una de las mejores películas del cine brasileño, esta cinta estrenada en el año 2007 narra la historia del capitán Nascimento, un oficial a cargo de un escuadrón del Batallón de Operaciones Policiales Especiales (BOPE) de Río de Janeiro, que tiene como misión actuar en las favelas donde la policía no logra intervenir. Nascimento prometió a su mujer dejar el cargo, razón por la que comienza a entrenar a dos posibles sustitutos que con tal de cumplir con la misión llegarán hasta las últimas consecuencias.
12. Las dos caras de la verdad
Con las actuaciones de Richard Gere y Edward Norton, este filme de 1996 gira en torno a Martin Vail, un abogado sin escrúpulos que con tal de cosechar más prestigio poco le interesa si sus defendidos son culpables o inocentes. Sin embargo, todo cambia cuando decide aceptar un caso que parece imposible de ganar: defender a Aaron, un joven acusado del polémico asesinato del arzobispo de Chicago.
13. Sospechoso cero
Suspenso e intriga son dos elementos que abundan en este thriller psicológico estrenado en el año 2004, que cuenta con la dirección del estadounidense E. Elias Merhige. El agente del FBI, Thomas Mackelway, se traslada hasta Dallas para descubrir quién se encuentra detrás de varios asesinatos en serie, con la peculiaridad de que todas las víctimas son también asesinos en serie. Mackelway no tardará en darse cuenta que los inquietantes mensajes que deja el asesino son escritos para él, por lo que la búsqueda se convertirá en algo personal.
 
14. Se7en
 
 
Estrenada en 1995, esta película estadounidense que tiene como protagonistas a Morgan Freeman y Brad Pitt, narra la historia del teniente Somerset, quien tras retirarse será remplazado por el joven detective David Mills. Sin embargo, antes de que esto ocurra, entre ambos deberán descubrir el autor de una serie de asesinatos en serie que tienen como base los siete pecados capitales. Un enigma que llevará a ambos detectives a sumergirse en el peor de los horrores.

15. El Perfume


Jean-Baptiste Grenouille nace el 17 de julio de 1738 en el mercado donde su madre vende pescado: cuando da a luz, la mujer lo abandona sobre unos restos de pescado sin preocuparse por él, ya que piensa que ha nacido muerto, al igual que sus otros hijos. Pero el bebé empieza a llorar delante de un cliente; la madre es acusada de infanticidio y ejecutada en la horca.
Jean-Baptiste es trasladado al orfanato de la anciana Madame Gaillard, donde crece y se convierte en un niño solitario con un sentido sobrehumano del olfato. Cuando cumple trece años, Madame Gaillard lo vende al curtidor Grimal para que trabaje para él como aprendiz; inmediatamente después de la venta, la anciana es asaltada y asesinada por dos ladrones.
 
16. Mr. Brooks
 
El señor Brooks (Kevin Costner) es el hombre del año, tiene una hermosa esposa, Emma Brooks (Marg Helgenberger), pero tiene un oscuro secreto: tiene tendencia a asesinar, con la ayuda de su conciencia, Marshall (William Hurt). Cuando comenzaba su retiro, su hija, Jane (Danielle Panabaker), vuelve a su casa diciendo que se fue de la universidad debido a que es sospechosa de asesinato. Mr. Brooks se preocupa que su hija posea el mismo problema que él. Cuando un misterioso sujeto (que resulta ser fotógrafo), llamado Smith (Dane Cook), le presenta unas fotos comprometedoras de él cometiendo un homicidio. Smith lo chantajea para presenciar el próximo asesinato del señor Brooks, pero este deberá decidir si volver a asesinar o ser arrestado ya que, si Smith no presenciaba su primer asesinato, llevaría las fotos a la policía, ocasionado el fin de la imagen y vida del señor Brooks. Mientras, la detective Tracy Atwood (Demi Moore), frustrada por las insuficientes pruebas dejadas por “El Asesino de la Huella” (Brooks), comienza una nueva búsqueda por encontrarlo.
Sin embargo, el señor Brooks astutamente localiza las pruebas gráficas que posee Smith, y bloquea el arma que Smith posee para que este no pueda disparar. En tanto, junto con Smith, se dirigen al departamento del ex-esposo de la detective Tracy y lo asesinan junto a su abogada que también es su amante.
 
Espero que les guste y las disfruten…