Saltar al contenido

PROTOCOLO DE ESTAMBUL




La tortura es un proceso dinámico que comienza al momento del arresto o privación de la libertad, conteniendo una o varias secuencias de eventos traumáticos que pueden tener lugar en diferentes tiempos y lugares, finalizando con la liberación o transferencia de la víctima, la tortura tiene la finalidad de destruir la vida mental interna y las relaciones sociales de sus víctimas, especialmente a través de medios psicológicos. Existen muchos casos de tortura en el mundo y nadie hacia nada al respecto y si hacían algo solamente dejaban libre a la persona o solo le ponían una multa al responsable. Con el tiempo se creó el  protocolo de Estambul el cual es una herramienta básica en el combate de la tortura, que establece los procedimientos para la investigación de estos hechos mediante la preservación de las pruebas, realización de exámenes médicos, así como de entrevistas y evaluación de pruebas. Dicho protocolo fue creado en el año 1999 y fue aceptado en el año 2000, fue creado por 75 expertos de la materia de alrededor de 15 países.

 

En el ensayo se mencionara las obligaciones importantes que los estados deben respetar para asegurar la protección contra la tortura, el objetivo de una investigación de tortura y como saber si hubo tortura mediante las lesiones físicas y psicológicas que presenta la víctima.
 
 
 
El protocolo de Estambul es una guía la cual contiene las líneas básicas con estándares internacionales en derechos humanos para la valoración médica y por supuesto psicológica de personas que se presume o haya sido víctima de tortura o de mal trato. Dicho manual de investigación de tortura y otros tratos crueles, inhumanos y degradantes, fue creado por 75 expertos en la materia los cuales representan más de 40 organizaciones de alrededor de 15 países. El 9 de agosto de 1999 fue presentado al Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, poco después en el año de 2000 fue adoptado. (CODIGOHD, 2016)
 
 
Uno de los principales problemas u obstáculos en la lucha contra la tortura es la dificultad de aportar suficientes pruebas en contra de los autores del hecho. En la mayoría de los casos no se tiene justicia para los sobrevivientes de la tortura ya que las heridas o cicatrices que presentan en sus cuerpos y mentes no son bien documentadas por los médicos y en algunos casos no son utilizadas adecuadamente por los abogados que llevan el caso de las víctimas. Y por supuesto los torturadores son muy raramente considerados como los responsables de los delitos que se les investiga. 
 
Un gran ejemplo de la impunidad para los torturadores se encuentra en Turquía. Desde el año 1980 se calcula que un millón de personas han sido objeto de tortura, pero sola mente un par de miles de entre los autores de los crímenes han sido condenados. En los demás casos la pena fue propuesta o tan solo se transformó en una simple multa. Se dice que por este tipos de situaciones fue creado el protocolo de Estambul, para solucionar y para que se castigue a las personas que cometen este acto inhumano y deplorable. (Kjaer, 2016)
 

 

 
 
El protocolo nos marca que existen obligaciones importantes que los estados deben respetar para asegurar la protección contra la tortura. Algunas de ellas son:
 
a) En ningún caso se debe de tomar como escusa el estado de guerra para poder torturar a una persona.
 
b) No se podrá enviar o extraditar a una persona a otro estado cuando haya razones fundadas para creer que estará en peligro de ser sometida a tortura.
 
c) Habrá penalización a todos los actos de tortura, incluyendo la complicidad o la participación en ellos.
 
d) Procurar que la tortura sea un delito que dé lugar a extradición y ayudar a otros estados partes en lo que respecta a los procedimientos penales desarrollados en casos de tortura.
 
e) Asegurar que los detenidos se mantengan en lugares oficialmente reconocidos como lugares de detención, asegurar que los nombres se las personas responsables de su detención figuran en registro fácilmente disponibles y accesibles a los interesados, incluidos parientes y amigos. También se deberá de anotar la hora y fecha de los interrogatorios y los nombres de las personas que estarán presentes en ellos. Se tendrá que garantizar que los médicos, abogados y familia tengan acceso a los detenidos.
 
f) Se tendrá que educar e informar sobre la prohibición de la tortura en la formación profesional del personal encargado de la aplicación de la ley. 
 
g) Se tendrá que asegurar que ninguna declaración que se demuestre que ha sido hecha como resultado de tortura pueda ser involucrada como prueba en ningún procedimiento. 
 
h) Se deberá asegurar que las autoridades competentes procedan a una investigación pronta e imparcial siempre y cuando haya motivos razonables para creer que se ha cometido un acto de tortura.
 
i) Se deberá asegurar que todas las personas que hayan sido víctimas de tortura obtengan reparación e indemnización adecuadas. 
 
j) Se aseguraran que el o los presuntos culpables sean sometidos al procedimiento penal si una investigación demuestra que parece haberse cometido un acto de tortura.
 
Estos puntos son muy importantes ya que las autoridades parecen no importarles ya que existen casos en que algunas corporaciones policiales torturan a los detenidos para poder sacarles información, como en el caso del narcotráfico existen muchos videos que circulan por todas las redes sociales en los cuales se puede apreciar que los oficiales practican diferentes métodos de tortura para que un individuo diga información importante o relevante que pueda servirles a las corporaciones para poder detener a un capo de la droga o desbaratar laboratorios clandestinos de droga. Muchas personas han visto esos videos y parece no importarles, ya que al parecer les da gusto ver a ese tipo de personas sufrir pero se les olvida que todos tenemos derechos a no ser maltratados aunque hayamos hecho cosas malas en el pasado. 
 
 
 
 
El objetivo de una investigación de tortura es aclarar los hechos con relación con presuntos incidentes de estos mismos, esto con el fin de poder identificar a los responsables de los hechos que se investigan y así facilitar sus procesamientos, o para utilizar la información de otros procedimientos dirigidos a obtener compensación para las víctimas. Es impórtate mencionar que, para que este objetivo se cumpla será preciso que las personas encargadas de alguna investigación puedan o por lo menos traten de obtener declaraciones de las víctimas de la presunta tortura, preserven y recuperen las pruebas, incluyendo pruebas médicas con relación a las alegaciones de tortura, esto con el fin de ayudar a cualquier posible procedimiento de responsabilidad. Tratar de identificar a posibles testigos y obtener sus declaraciones con respecto a la presunta tortura, para poder determinar cómo, cuándo y dónde se han producido los presuntos incidentes de estos hechos, así como cualquier tipo de práctica que pudiera haber guardado relación con esto. (CODIGOHD, 2016)
 
Los principios que a continuación se mencionaran representan un consenso entre los individuos y organizaciones con experiencia en investigación de la tortura: 
 
a) Aclarar los hechos, establecer y reconocer la responsabilidad de las personas o los estados ante las víctimas y sus familias. 
 
b) Determinar las medidas necesarias para impedir que se repitan estos actos.
 
c) Facilitar el procesamiento y, cuando convenga, el castigo mediante sanciones disciplinarias de las personas cuya responsabilidad se haya determinado en la investigación, y demostrar la necesidad de que el Estado ofrezca plena reparación, incluida una indemnización financiera justa y adecuada, así como los medios para obtener atención médica y rehabilitación.
 
Las autoridades que investigan el caso deben de buscar a una persona muy preparada en el tema, aunque esté preparada habrá caso en los que, en los interrogatorio de la víctima se podría necesitar ayuda de profesionales jurídicos y también médicos. Esto con el fin de evitar que la víctima innecesariamente repita la historia personal ya que le podría causar más daño. El investigador principal deberá tener formación o experiencia en documentación de la tortura y en el trabajo con víctimas de traumas, incluida la tortura. Cuando no se disponga de un investigador que tenga una formación previa o experiencia, antes de entrevistar al sujeto el investigador principal deberá hacer todo lo posible por informarse acerca de la tortura y sus consecuencias físicas y psicológicas. (derechoshumanos, 2016)
 
 
 
 
Un punto muy importante es para que haya tortura tiene que haber lesiones tanto físicas como psicológicas y es importante que el médico o el investigador organice el examen médico de la presunta víctima. Es particularmente importante que ese examen se haga en el momento más oportuno. De todas formas debe realizarse independientemente del tiempo que haya transcurrido desde el momento de la tortura pero si se alega que ésta ha tenido lugar durante las seis últimas semanas, será urgente proceder al examen antes de que desaparezcan los signos agudos. El examen deberá incluir la evaluación de la necesidad de tratar lesiones y enfermedades, de ayuda psicológica, de asesoramiento y seguimiento. Siempre es necesario realizar una evaluación psicológica y un estudio de la presunta víctima de la tortura y ello puede formar parte de la exploración física o, cuando no existen signos físicos, puede realizarse por su propio interés.
 
Otro punto muy importante es cuando se aprecien lesiones físicas en las victimas se deberá tomar fotografías con el fin de documentar el color de las lesiones de las personas que se presume fueron torturadas y todos los demás signos físicos que se puedan encontrar, y si se puede o se conoce también fotografiar el lugar de los hechos tanto en el interior del lugar como en el exterior. Es importante incluir una cinta métrica o una regla o cualquier instrumento que sirva como escala para la fotografía. Las fotografías deberán tomarse lo antes posible aunque solo sea con una cámara elemental ya que las lesiones pueden desaparecer rápidamente y los lugares o locales donde se torturo y maltrato a la víctima pueden tener alteraciones.

El protocolo de Estambul es muy importante ya que nos ayuda a saber cómo podemos prevenir y cómo podemos recabar la información de las víctimas de tortura aunque como se mencionó anterior mente muchas de las corporaciones policiales no respetan a los detenidos en absoluto, ya que existen muchos casos en los que se puede ver a autoridades torturando a las personas tanto físicas como psicológicas para poder sacarles información que les lleve a la detención de capos de la droga en el caso del narcotráfico. El protocolo de Estambul es una convención a escala internacional sobre el mecanismo que debe seguirse ante una denuncia sobre tortura o malos tratos a alguna persona. Las evaluaciones médicas de la tortura pueden aportar pruebas útiles en la identificación de agentes responsables de tortura y su sometimiento a la justicia. El informe médico es una opinión pericial muy importante ya que nos puede decir si una persona en realidad fue maltratada y si así fuera el caso deberá de demostrar las secuelas físicas y psicológicas que puede presentar la víctima mediante un dictamen. Todo detenido deberá ser examinado en privado, nunca en presencia de un policía o agente de la ley ya que estos pueden sentirse amenazados o intimidados en la presencia de algún policía o algún agente.